Rabiosa melancolía

PAGINA EN CONSTRUCCIÓN

Argumento


Un musical minimalista que dialoga con lo real y la ilusión sobre lo real. En una cocina comedor, tres hermanos huérfanos arman sus imágenes, duermen, van al baño, hacen coreografías,cantan con su madre muerta.

El concepto: una casa donde no existen las habitaciones y la convivencia es obligatoria. En lo poético: un lugar con todo a mano para separarse lo menos posible.

Tres adultos esperan a la profesora de canto. No se separan para nada, tratan de usar las mismas cosas de la infancia y que nada los afecte. Reciclan ropas, acciones, para eso elaboran estrategias de supervivencia. ¿Cómo se hace para que la prenda de un niño se pueda seguir usando en un cuerpo grande? Para recomponer el pasado cantan y representan los recuerdos. Ellos hablan sobre un grupo al que su madre daba clases de canto. Este grupo se llama “melancólicos anónimos”. Los hermanos sólo acceden al tiempo concreto cuando recrean sus vivencias y asignan los roles. Para ingresar a cada cápsula melancólica deben coreografiar los gestos repetidos, los gestos cotidianos que forman parte de una felicidad abandonada.

Malena Muyala es la madre, profesora de canto, está incorporada en el espacio pero no la ven, ni se miran, el único contacto es por la canción. El trabajo musical de Muyala es, conceptualmente una banda sonora en vivo, pero minimalista, funciona como interprete, disparadora y compositora en vivo. Ella plantea un tejido musical, las palabras dichas por los hijos, son robadas por la madre que las convierte en canción. Eso hace que la riqueza va desde el relato sonoro como un dj que edita palabras y ritmos escénicos durante toda la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *